Archivo de la etiqueta: vixen

I pledge! (Not really…)

Justo cuando organizaba esta entrada, vi este cómic de The Oatmeal: The state of the music industry. Curiosamente no hace referencia al tema concreto en el que estaba pensando – y además nos deja con la intriga de qué pasaría con las entradas de los conciertos en ese supuesto “deseable” futuro – pero el estado de la industria de la música sí tiene que ver directamente con este tema que veo proliferar a mi alrededor: los pledges.

“Pledge” se puede traducir por promesa o compromiso, y consiste en contribuir económicamente para la creación de una obra (un disco, un libro) y su adquisición. Básicamente, pagar por adelantado. El artista expone lo que va a hacer y fija un objetivo, una cantidad de dinero a recaudar, y depende de cada uno lo que pasará si no la consigue o si la supera. Hay varias webs que se dedican a este tema. PledgeMusic y KickStarter son quizás las más populares.

Amanda Palmer, que se ha convertido en una abanderada de los músicos independientes, acaba de batir un nuevo récord. Creó un proyecto para financiar su próximo disco, el artwork y la gira, estableciendo un objetivo de 100.000$. “A dollar would get you a digital download of the record. Ten thousand dollars would get you a whole day to hang out with Palmer.” Amanda alcanzó su objetivo en 6 horas. Un mes más tarde había superado el millón de dólares. Actualmente roza el 1.200.000$.


El ex-Wildheart Ginger también financió su último (triple) disco a través de este sistema en Pledge Music y recaudó el 590% de su objetivo. El 3 de agosto lanzará una nueva campaña para su siguiente proyecto.

Vixen también intentaron financiar así su disco, poniendo como objetivo 35.000$. Mes y medio después cancelaron el proyecto, explicando que aunque el hecho de la lenta recaudación fue un factor en su decisión, a la vez consiguieron un contrato discográfico que les ofrecía la “libertad artística” que perseguían.

Tracii Guns también tiene un proyecto para publicar un vinilo, con un modesto objetivo fijado en 6.600$.

Por mi parte y hasta el momento he participado en dos pledges, que no son discos: el del libro Letters of Note, que ha conseguido un 150% de su objetivo, y el del documental I Need a Dodge! Joe Strummer on the run, que tiene su objetivo fijado en 25.000$.

Pero cuando se trata de un disco… no me sale. Por ejemplo no participé en el de Ginger, aunque soy fan y no dudo de su talento.

Le he dado muchas vueltas a este tema, intentando comprender porqué no me atrae esta historia. Y no quiero entrar a juzgar el estado de la industria, lo que esto supone para los artistas, la libertad que les da, etc. Es un tema demasiado grande para mí. Solo intento comprender mis ideas.

En el caso del libro y del documental se trata de proyectos puntuales, únicos, y objetivos. Sé lo que voy a obtener y no me importa saberlo, de eso se trata. Pero si pago por un disco por adelantado, partiendo de la misma premisa, que sé lo que voy a obtener, me siento como si formara parte de un culto, como si fuera una fan fanática que va a comprar cualquier cosa que X artista ponga en la calle. No me gusta.

No me gusta este tipo de relación con un artista. No me gusta ese “por 10.000$ pasas un día conmigo“. Quiero que pongas un disco en la calle, escuchar un single y decidir entonces si lo compro o no. ¿Que no es justo? Pues igual no. Probablemente. Pero es lo que hay.

Y luego está esta movida del RockStar Motel que me tiene hablando sola…

Ya sé que el mundo de la música está complicado, y que hay que buscarse el plato de comida, pero la mayor parte del tiempo tengo la sensación de que todos los pasos se mueven hacia tratar de satisfacer a los peores fans de la música, porque son la mayoría.

Anuncios