A wall of bras and panties

“They (Aerosmith) were a great band which is why I wanted to sign them. I had seen them. I didn’t really understand what a great problem the drugs were, and when Tim Collins finally decided that he had to do something about it, and he did do something about it in the fall of 1986 and I decided I was gonna try one more time to see what I could get outta them, and I’ll never forget, going to rehearsal; it’s a blizzard with lightning in Boston, January 1987, they had gotten cleaned up, and I go in their rehearsal room, and there’s an entire wall that’s maybe 30 feet high and 40 feet wide, of bras and panties, and that’s what, y’know, this is in their rehearsal room, and I’m thinking, “what am I doing”? Like, I really appreciate bras and panties, but it’s like I, I’m not really sure that, y’know, because they played new songs which I didn’t think were good enough, so I finally say to Steven Tyler, in front of the wall of bras and panties, that I really feel that he should try to work with Desmond Child who had just done Slippery When Wet, try their focus on some of the ideas, like “Dude Looks Like A Lady”, which I heard the idea of, but not being a songwriter or musician, I couldn’t straighten it out. So anyway, they listened to me and Tim Collins got Steven and Joe to meet with Desmond, Jim Vallance and a few other people and that’s how it started to take shape then I convinced them to go to Vancouver to work with Bruce Fairbairn, who I had to convince to work with Aerosmith, because he wasn’t very convinced that that was going to be a good use of his time.“

John Kalodner, on starting to work with Aerosmith on Permanent Vacation.

Music from another dimension! (Part 1)

Tropecientos años después de su último disco, Aerosmith han publicado su nosécuantos álbum. No tengo el dato y no lo voy a buscar. La cuestión es que Aerosmith han publicado POR FIN nuevo material.
ImagenYo adoro a esta banda, ¿vale? Siempre digo que Aerosmith han puesto tantísimo en la parte positiva de la balanza de mi vida que jamás serán capaces de poner suficiente en la negativa como para inclinarla de ese lado. ¿Significa eso que no veo errores ni escucho horrores en nada de lo que hacen? Claro que no.

Aerosmith nació en 1970. 17 años más tarde (que se dice rápido) publicaron el primer disco que compré y escuché de ellos: “Permanent Vacation“. Para entonces ya no eran la misma banda de los 70. El tiempo pasa, las cosas cambian, cambia la gente. Las bandas también. A lo que voy es a que no es realista comparar con su pasado continuamente a una banda que lleva más de 40 años en activo. ¿Se puede hacer? Obvio, pero a mí no me parece realista y, siendo subjetiva, me parece incluso injusto. Pero bueno…

Aerosmith han visto el mundo de la industria musical crecer y cambiar, han sido protagonistas en primerísima línea, y tienen un trabajo muy grande y muy jodido para reunirse y grabar un disco que deje satisfechos a todos.

Estamos en el año 2012 y la industria musical (y la maquinaria tras ella) que resucitaron a la banda en los 80 está agotada, kaput. Ya no se sabe bien qué hacer. Supongo, son ideas mías, que lanzar una campaña del estilo “Get a grip” no es viable: no hay dinero ni un target claro a la vista. Así que, ¿como capturarnos a todos en la misma red? Usando La Red.

Aerosmith van publicando algunos singles gratuitamente en internet, luego el álbum completo junto con un track-by-track en RollingStone.com, tema a tema antes de la publicación oficial, y finalmente se publica también completo en Spotify. Sign of the times. Los que vamos a comprar el disco somos una minoría que probablemente lo va a comprar sí o sí. La mayoría lo escuchará en la red o en sus portáctiles (palabro que ha entrado hoy en mi vocabulario), y si todo va bien, irán a sus conciertos. Hay suficientes temas para todos los gustos, y será muy fácil hacer un disco potente con 10 temas de tu versión favorita de Aerosmith (la rockera vs. la baladista), quedarte con lo que te interesa, compartirlo y promocionarlo. Creo que es la estrategia que han seguido, a medio plazo. Al menos eso es lo que estoy haciendo yo.

A mí esta forma de ir soltando el disco en la red me saca un poco de quicio, y cuando finalmente me siento a escucharlo se me hace muy largo, me distraigo, me aburro. Pero como soy muy fan, me siento una mañana con libreta y lápiz y lo escucho con atención, tomando notas. Y me sorprende muy positivamente, porque hay cosas que pensé que no volvería a escucharles hacer.

Esta es mi mini-versión del disco, la que te daría para que te animaras a escuchar a mis Aerosmith favoritos. No tienen un orden fijado, hay que darle al shuffle. Mi track-by-track completo, later.

25 años de Permanent Vacation

Hoy se cumplen otros 25 años importantes para mí. Los que han pasado desde el lanzamiento de “Permanent Vacation“, el disco que puso a Aerosmith de vuelta en la escena y el primero que yo compré y escuché de ellos. Salí a la calle a buscar un disco de Aerosmith, uno cualquiera, y encontré este en aquel cajón de la que era mi tienda favorita. Aquello fue el principio de una larga relación…

Me sigue gustando mucho este disco, aunque de esta era mi favorito sea “Pump” (que fue el primero por el que esperé y eso no se me olvida). “St John” y “Hangman Jury” están entre mis temas favoritos, pero sin duda son “Rag Doll” y “Dude (looks like a lady)” (¡y sus vídeos!) los que más se han quedado con la gente.

Mitomanía y grupos planeta

El otro día me crucé con un “no soy mitómano, pero…” y me pregunté: ¿Lo soy yo? No falta quién me ha acusado alguna vez de tener mis “vacas sagradas”…

Así que fui a por la definición de “mitomanía” de la RAE y es esta:

2. f. Tendencia a mitificar o a admirar exageradamente a personas o cosas.

Ya estamos… ¿Qué es “exageradamente” y quién va a medirlo? Bah, aquí y ahora me etiqueto como moderadamente mitómana.

Porque a ver…

Una tiene sus obsesiones, right? Y me fascinan los grupos que son un mundo en el que puedes perderte. Grupos de los que todo te resulta interesante, dentro y alrededores, spin-offs, carreras en solitario, de a dos, de a tres, lo que sea. Y no porque todo sea perfecto, sagrado, sino porque todo es, simplemente, interesante.

Algunos de estos grupos construyen un mundo y luego te acaban echando de él.

Ejemplo #1: Aerosmith. Ni te cuento las estupideces que hice por este grupo, ni el dineral que gasté para pasar menos de 24 horas en Milán y asistir al listening party de presentación de “Nive Lives”. Pero nada. Me echaron. O bueno, que si te quieres quedar te quedes, pero te tienes que adaptar.

Otros, así de pronto: Guns N’ Roses. Marilyn Manson.

Otras veces eres tú quien se va, sin que puedas decir que te han echado.

Ejemplo: The Wildhearts. Y no es que ya no me gusten los Wildhearts, fueron y son un grupo fenomenal y sigo disfrutando de sus discos, pero su mundo ya no es para mí.

Y luego están esos que nunca te echan (so far so good, of course…).

Dos de mi enormes grupos planeta son The Fun Lovin’ Criminals y Type O Negative. No podrían ser más distintos, pero son dos mundos en los que me pierdo y me siento cómoda.