Ciudades libres del enemigo urbano

En el año 2006, el entonces alcalde de Sao PauloGilberto Kassab, aprobó la denominada Lei Cidade Limpa (Ley Ciudad Limpia, de la que nadie ha visto oportuno todavía incluir una entrada en español en la Wikipedia). Esta ley prohibía casi toda la publicidad visual exterior, permitiendo a los negocios establecer su marca en la entrada de sus establecimientos de manera simple y medida.

Los negocios y responsables de marketing pusieron el grito en el cielo, reconociendo sin embargo más tarde que esta limitación, que les había obligado a estudiar y rediseñar sus estrategias, había resultado positiva. Las vallas y anuncios, toda la agresiva publicidad visual ya no tenía sentido en la sociedad actual.

Los ciudadanos, una vez repuestos del extraño shock inicial de ver una ciudad desnuda de imágenes, también encontraron ventajas. Empezaron a mirar a su ciudad de otra manera, reconociendo espacios, formas y colores que antes estaban cubiertos de publicidad.


A mí me parece una medida fantástica y me encantaría ver así mi ciudad. Pasar un tiempo observando tranquilamente todos esos espacios fantasma, vacíos de publicidad, para ver luego surgir otras formas, otros colores, los del arte y la creatividad de seres humanos pensando en seres humanos, en lugar de comerciales pensando en consumidores. Sería un primer paso en la dirección adecuada.

Les dejo con este “Documental fotográfico sobre el contencioso “Street-Art” vs. Advertising” de Luis Auserón, que invita a soñar y reflexionar en esta línea, y a hacernos un poco más conscientes del ambiente hostil y manipulativo en el que muchos estamos inmersos cada día.

Anuncios